EL COMPROMISO POLITICO

Publicado en por antonio tapia

La eterna pregunta ¿a quien debemos votar? Ante las próximas elecciones mantuve una sana discusión, el otro día, con un compañero relativa a este asunto. Por supuesto, sin acaloramientos ni apasionamientos, pero al final no hubo acuerdo.

Mantuve, que el cristiano debe fijar su posicionamiento político en consonancia con su ideal cristiano; es decir, debe haber comunión entre su fe y lo que propugna su ideal político, de lo contrario sería una incongruencia. Por ejemplo, la fe del cristiano se contrapone con los postulados políticos que defienden el aborto, el divorcio, o que niegan por norma la fe en la que hemos sido bautizados. Hasta ahí estuvimos de acuerdo. Pero puse el dedo en la llaga y me fui al terreno vasco, y mantuve que las posturas radicales nacionalistas se situaban en contra de la fe cristiana, por tanto un cristiano no debe militar en ese tipo de partidos. Aquí el desacuerdo fue total, ¿por qué un nacionalista vasco, por ejemplo, no puede ser cristiano? me decía.

Para mí, el nacionalismo parte de un principio de ruptura y de enfrentamiento, es generador de odio y parte también de postulados racistas, ya que en el caso vasco se habla de una “raza vasca” como superior a las “otras” que conviven dentro de ese territorio. Y cierto es que ninguno de esos puntos de vista, entre otros; son aceptables por la Iglesia católica por mucho que lo pretendan el Sr. Arzallus, el ex obispo Setién y los tantos sacerdotes que firmaron el proyecto Ibarreche. Pero mirando al resto de las posiciones políticas ¿a quien votar? Claramente: al que reafirme el derecho a la vida, a la familia, la honradez, los valores de la persona, la integridad de la nación... ¿pero, hay alguno en nuestra querida España que defienda o esté en comunión con la fe? El voto se ha convertido en una decisión de conciencia. Mi postura la tengo clara a pesar de que hay algún partido con raíces claramente cristianas, bueno más que el partido las gentes que lo conforman.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post