TODO PUDO EMPEZAR ASI

Publicado en por antonio tapia

~~La desaparición de jóvenes muchachas menores y adolescentes, de las cuales nunca se ha llegado a conocer el paradero y cuyos cuerpos jamás han aparecido, puede ofrecer la posibilidad y una luz de esperanza de que aún estén vivas; sus tragedias bien pudieron comenzar entre las páginas de internet, donde sugestivos anuncios fueron capaces de seducirlas con bonitas y amables palabras, que borran toda duda a las aún jóvenes presuntas víctimas; botellones donde la consumición del alcohol y la droga hace perder el sentido o la orientación… son momentos que los “cazadores”, que están al acecho pueden aprovechar. Tentadores anuncios para obtener dinero rápido y fresco que cualquiera puede observar en el internet. La actual crisis económica, el paro, hace que las pagas semanales se reduzcan, lo que aprovechan algunos anunciantes para lanzar su red. ¿Deberían prohibirse? ¿Deberían poner límite a estos?

“se necesitan 3 jóvenes guapas, educadas; ponerse en contacto con el anunciante. No se contestarán ni SMS, ni Wapsap”.

“Se requieren en xxx, jóvenes guapas, para trabajo de representación de fin de semana. Buenas condiciones económicas de hasta 3000 euros, ponerse en contacto con el anunciante”.

“Gana entre 6000 y 8000 euros semanales…”

“¿Quieres ganar 8.000 euros semanales, si eres guapa y tienes buen cuerpo…”

“Si eres guapa y de mentalidad abierta y quieres ganar entre 2000 y 3000 euros semanales…”

“¿Tienes deudas? Te ofrecemos la posibilidad de cancelarlas”.

Altos ingresos de hasta 10.000 euros.

Necesitas ingresos. Te ofrecemos ayuda.

Así multitud de anuncios que se pueden ver en las páginas de internet con toda libertad. No quiero decir que sean un anzuelo para el secuestro de menores, pero si llevan su peligro y su mentira y su engaño, pues, por ejemplo, 8.000 euros semanales no los ganarán nunca. No siempre, el contacto ha sido la causa de la desaparición, ya que se acude también y directamente a métodos violentos como el secuestro.

La victima es estudiada, como lo hacía el pederasta de Madrid con los pequeños. Pero, en este caso, los dejaba sueltos después de abusar de ellos. Otros niños, niñas y muchachas jóvenes no tuvieron la misma suerte de volver a su casa con vida y ni siquiera volver.

----oooOooo----

La historia bien pudo empezar así. Es una historia ficticia de una joven ficticia. Sucede en un país X, en una familia x, pero que alguna vez pudo ser real.

1. Hola Alicia, estoy súper contenta. (le dijo a su amiga).

2. ¿Qué te ha pasado? (Pregunto Alicia).

3. He encontrado trabajo. Me han seleccionado para un casting. Es un trabajo de fin de semana: viernes y sábado, las 24 horas y puedo sacar seguros 2000 euros y llegar a los 3000 (dijo María alborotada de alegría).

4. ¿Recuerdas aquel castin al que eché solicitud por internet. Pues me han contestado. Han visto mis fotos y me seleccionaron (Dijo María).

5. ¿Puedes trabajar con 14 años? (Le preguntó Alicia)

6. Me dijeron que no importaba. Vieron mi foto y que aparentaba casi 18. De todas formas, es para servir en las mesas. Es un Pub renovado, solo para gente de dinero. Es fuera de la ciudad. Los del casting me recogen en la esquina del “cole”. (Contestó María).

7. Podrían recogerte a la puerta de tu casa. ¿No te parece raro? (Le dijo Alicia).

8. No busques rarezas donde no las hay. (Contestó María).

9. ¿no podría ir yo también? (Pregunto Alicia, animada)

10. En principio quiero que me cubras. Les hablaré de ti y como están en proceso de renovación de personal, les digo. (Dijo María)

11. ¿Cómo que te cubra?.. ¿Qué te cubra de quién? ¿No lo saben tus padres? No puedo hacer eso. (pregunto Alicia sorprendida).

12. ¡Sí!. Le digo a mi madre que el fin de semana, me quedo en tu casa a estudiar para los exámenes. Y luego tú la llamas. (le respondió).

13. Pero si te pasa algo, se me echan encima todos (dijo Alicia).

14. Acuérdate que yo también te cubrí y nada te pasó. Lo mío es un casting, al que irán más gentes y nada puede pasar. Tú me pediste lo mismo y fue para pasar el fin de semana con Carlos. Me lo debes. (Responde María).

15. Está bien. Pero estamos en Paz. (Dijo Alicia, con seriedad).

16. ¿Qué va a pasar, es un fin de semana y luego, dinerito fresco. Te daré una parte. (Dijo María)

Según lo convenido. Alicia llamó a la madre de María, que aceptó. Conocía a Alicia, por considerarla su mejor amiga desde hacía muchos años y confiaba en ella. Alicia se sentía mal, por haber mentido. Se fue a su cuarto y se acostó sobre la cama. Pero se tranquilizó a fin de cuentas no tenía por qué pasar nada, un casting es la oportunidad de entrar en un trabajo, que puede lanzar al estrellato. Bueno, eso del estrellato, es muy “sui generis”.

Ya por la tarde, sonó su teléfono. Seguro que era él, pensó María. Son puntuales.

17. Hola, buenas tardes, eres María. Soy Francisco Vidaurreta. Estuvimos hablando sobre el casting. ¿Recuerdas? (el corazón de María, latía con fuerza. Le temblaba la mano, estaba hecha un manojo de nervios).

18. Sí, soy yo. Perdona, estoy nerviosa. (Dijo ella).

19. Tranquila, no es para tanto. Debes guardar la tranquilidad. Si te pones nerviosa, podría puntuar en tu contra. ¿Has dicho a alguien algo sobre el casting? (preguntó).

20. Bueno, a una amiga de confianza, que me va a cubrir el fin de semana. (Dijo ella).

21. No debería haberlo hecho. ¿No sabe que estos casting, como los demás, deben mantenerse en secreto?. Luego, da lugar a que parezcan colas de jóvenes y estropeen el trabajo. (dijo dando un chasquido de disgusto con la lengua).

22. ¿Entonces, no voy ya?. (Preguntó con preocupación).

23. Sí, pero en lo sucesivo, no cometa más errores. Elegimos a una serie de personas y de ellas a una; según el trabajo de que se trate. Por cierto, envíe una foto en traje de baño y no se olvide de la ropa que le indiqué. Mañana la recogeremos en la esquina del Colegio. Sobre las 7. Es normal; a nadie le interesa nada. A lo más mínimo, se suspende todo. ¿De acuerdo?

24. Si señor (dijo ella).

25. El coche le hará unas señales, para que sepa cuál es. Sea puntual. (le dijo él) Ella estaba nerviosa. Se imaginaba como una gran artista; se imaginaba saliendo en anuncios. Lógico en una niña de 14, 15 años, lo que pueda hacerla llevarla a una cúspide con la que alguna vez soñó, es motivo de soñar con una gloria a la que no reniegan.

26. El Señor Valbuena; soy Vidaurreta. El género esta empaquetado, mañana a las 11 le llegará sin retraso. (habló en clave, por hacer la película).

27. No quiero fallos, sabes lo que te juegas. El grupo, no admitimos fallos. Se te paga muy generosamente. Así que queremos el género excelente y muy maduro. (le dijo).

28. Se puede decir que es recién cogida del árbol. Es fruta madura. (respondió a Valbuena). Si es dulce y tierna, recibiré el incentivo que me prometió. (dijo sonriendo).

29. Si el género es bueno, recibirá lo prometido y si es excelente, será con creces. Hasta ahora no nos ha fallado. (le contesto el tal Valbuena).

30. Sabe usted que soy el que me arriesgo. A fin de cuentas podrían pillarme. (dijo Vidaurreta).

31. ¿Quiere dejarlo?. Yo no se lo aconsejaría. Usted no sabe quiénes somos, pero nosotros si sabemos quién es usted, y le tenemos grabadas todas conversaciones y más pruebas de sus contactos con las niñas. (Le dijo Valbuena).

32. Supongo que hasta su nombre es falso. Pero sigo, el dinero viene bien. Lo que ustedes hagan no es de mi incumbencia.(Le contesto).

33. Eso mismo. Pero no nos falles. Puedes dejarlo, pero no nos traiciones; la traición se paga cara en esta vida. (le advirtió)

34. Malditos degenerados. (dijo para sí, tras colgar el telefonillo). Partida de depravados. Y luego Son padres de familia y esposos ejemplares, pero en la realidad son basura sin escrúpulos.

Por la mañana, tras ducharse y vestirse, metió en su mochila la ropa que le habían dicho que llevara, sin móvil, que guardó en el fondo del cajón de su armario. Salió de la casa y bajó a pie por las escaleras. Y fue caminando hacia el Colegio, más pronto de lo normal. Llegando al lugar donde había sido citada, vio un coche, mercedes, negro que le hizo unas señales con los focos. Se dirigió a él. El conductor, salió del coche y le abrió la puerta trasera. Se sintió una reina. Era la primera vez que la recibían de esa forma.

El chofer cerro su puerta con delicadeza, se montó en el vehículo y tras ponerse el cinturón, arrancó y condujo con suavidad. Saliendo de la ciudad tomo dirección hacia una finca.

35. Tienes varios zumos. Toma el que te guste, es obligatorio (dijo el chofer con seriedad, mirándola por el espejillo del coche) Al poco de tomar el zumo, se sintió sumida en un profundo sopor. Cuando despertó, estaba acostada sobre una cama, en un cuarto sin ventanas y una lámpara con una tenue luz. Un hombre, con gafas oscuras permanecía inmóvil, mirándola fijamente Se hacía mil preguntas y sentía miedo. Estaba mareada, aun así algo podía pensar. Los casting no son así. Sintió miedo.

36. Tome estas toallas, sígame y dúchese. (Dijo un hombre con acento extranjero, que estaba sentado en una silla, en el cuarto, observándola)

37. ¿Dónde estoy?. ¿Qué es esto? ( Pregunto llorosa María) 38. Obedezca lo que se le dice y todo irá bien. Tome las toallas y dúchese, jabón y colonias tiene ahí. No haga ninguna tontería, estaré vigilando dijo el hombre alzando la voz) Se fue a duchar y vio la ropa que le tenían preparada. No era la que le habían encargado. Tuvo miedo de no ponérsela. ¿Pero que era todo esto?. El hombre con la cara tapada le dijo

36 Vamos termine de vestirse y sígame (con voz autoritaria. María temblaba de miedo mientras terminaba de vestirse. El hombre no le quitaba ojo de encima).

37 ¿Dónde me llevan?. (Gritó ella)

38 Le he dicho que me siga (la increpo él, la cogió del brazo y de un tirón la hizo caminar. Antes de entrar a un salón, recibió un pinchazo en el brazo y sintió que todo giraba a su alrededor. Antes de desvanecerse vio a varios enmascarados acercarse a ella, riéndose a carcajadas. Alicia seguía llamando al móvil de su amiga. Siempre con la misma “gaita”:

39 “El teléfono móvil al que llama está apagado o fuera de cobertura”. Habían pasado siete horas y no lograba contactar con ella. Empezó a sentir miedo. En cuanto llegó a casa, se dirigió a su madre:

40 Mamá tengo que decirte algo (dijo presa de una gran excitación).

41 ¿Pero qué te pasa, se han metido contigo?. (dijo la madre).

42 ¡Que no consigo localizar a María!. (mientras lloraba)

43 Estará en su casa, o en el colegio. (Dijo la madre, tratándola de calmar).

44 No. Ayer, hable con la madre y La dije que este fin de semana se quedaba aquí a estudiar, la verdad es que la habían seleccionado para un casting y no ha aparecido por el colegio y ni contesta a las llamadas.

45 La madre de Alicia, después de llamarla seriamente la atención y contactó con la madre de María y le mostró la preocupación que se había producido por una imprudencia de dos chiquillas. Que iban a ir a la Comisaria para comentarles los hechos. Mientras la madre buscaba el teléfono por si se lo hubiera dejado olvidado. No era la primera vez. Después de dar una batida por el cuarto, presa de los nervios, sintió un alivio al encontrarlo en el cajón del armario. Llamó, entonces a la madre de Alicia.

46 Encontré el móvil. Estaba en el cajón de sus cosas. Mi marido ha ido a comisaría, para poner en conocimiento de la Policía estos hechos: no fue al Colegio o nunca llego a él; dejo el móvil, del que nunca se separaba; un casting del que no sabemos nada de él, ni donde, ni de que…

47 Siento el dolor y el sufrimiento de ustedes, consideré necesario avisarla al ver que mi hija no daba con la suya; me preocupó. Nosotros iremos ahora hacia la Comisaría. (dijo la madre de Alicia. Fueron atendidos por un oficial, quien tras escucharlas fue a comunicárselo al Comisario, quien habló con los padres de María y los de Alicia, como con Alicia. Se quedó con el teléfono de María, para ver las llamadas, SMS y Wapsap y rastrear cualquiera que resultara sospechoso. Seguían las investigaciones. Ya 24 horas, sin noticias. Los padres junto a los de Alicia, pasaron la noche junto al teléfono, en espera de alguna noticia esperanzadora, cada hora, era una hora que les hacía presagiar alguna tragedia.

Pensaban en María. Dos días después, fue hallada María, semiinconsciente por un labrador que iba a realizar su jornada. No recordaba nada, ni que día era. Había sido drogada y objeto de abusos, según los médicos forenses. Solo recordaba la cara del conductor y del que le dio a beber otro zumo y entre nubes, cuatro enmascarados que buscaban jugar con ella, hasta que sus fuerzas cedieron.

¿Cuántas niñas y niños menores y llegando a la adolescencia están en peligro?. Desde luego detrás de los anuncios engañadores, no hay ninguna verdad. ¿Por qué se permiten?. ¿Hay tanto poder que lo impida?. Los anuncios generan muchos euros a los periódicos que los admiten, hasta hay agencias que se dedican a la publicación de este tipo de anuncios. La diferencia entre la agencia y el periódico, es que el ultimo si no tienes dinero no te fía y el primero sí; en internet son gratis, salvo que pongas fotos. Los anuncios no son comprobados, por lo tanto, tras algunos de ellos se puede esconder una trampa mortal. De la misma forma que no hay escrúpulos para la publicación de productos milagro que luego ponen en riesgo la salud de las personas ¿los va a haber para la explotación sexual que además genera millones de euros mensuales a las mafias del sexo?. Los diarios no las quitan basándose en que la prostitución no es ilegal, por tanto tampoco puede ser ilegal este tipo de anuncios. A ellos no les importa la legalidad o ilegalidad, sino los millones que les genera. Todo es el dinero. ¿Y si el anuncio es una trampa para captar menores, tampoco importa?.

La historia es ficticia, pero puede tener algo de real.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post